Mensaje del Director

Professor Rubens Penha Cysne - Diretor da FGV/EPGELa misión de la FGV EPGE Escuela Brasileña de Economía y Finanzas es contribuir para la enseñanza y para la expansión del conocimiento en el área de economía. Siempre apoyada por la actividad de investigación del cuerpo docente y discente, la búsqueda de la excelencia en la enseñanza se aplica tanto a la graduación como al posgrado. Se miden, en particular, por el éxito profesional y por las contribuciones cívicas de sus alumnos.

Desde su creación, en 1961, la EPGE ha formado parte relevante de los economistas brasileños de mayor destaque profesional, así como investigadores y profesores que hoy en día instruyen en algunos de los mejores departamentos de economía en Brasil y en el exterior.  Componen el conjunto de ex-alumnos de la FGV EPGE funcionarios públicos de alto escalón, incluyendo Ministros de Estado, gobernadores, Presidentes y Directores del Banco Central de Brasil. Así como directores y presidentes (CEOs) de prestigiosas empresas privadas, ya sea en Brasil o en el exterior.

Por medio de su cuerpo docente y discente, también ha contribuido efectivamente para el desarrollo económico nacional. Tal contribución no solo se ha dado a través de la provisión de equidad y calidad en el acceso a la educación, sino también por medio de la utilización práctica, en la formulación de políticas públicas y privadas, del conocimiento que produce a través de sus estudios e investigaciones.

Para alcanzar sus objetivos a largo plazo, la Escuela se guía por los principios de la unión permanente entre enseñanza e investigación; de la provocación al pensamiento, en el lugar del adoctrinamiento exógeno; de la internacionalización docente y discente; de la utilización del mérito académico y (en el caso de la provisión de auxilios discentes) también de la necesidad social como parámetros de relieve en sus decisiones; de la interdisciplinaridad; y de la equidad. A continuación, elaboramos un poco sobre cada uno de estos puntos.

Al juntar la investigación de su cuerpo docente y discente a la enseñanza, la Escuela provee por consecuencia natural de este proceso, lo más moderno en la literatura especializada internacional.

Al entrar en la sala de clases, el profesor basará su exposición, de modo general, alrededor del trabajo que acaba de discutir, realizar y publicar internacionalmente. Para esto cuentan los incentivos de la Escuela. Las publicaciones, naturalmente, como es usual, se sujetan al escrutinio previo de los colegas nacionales e internacionales. De esta forma, colocan al profesor (y a sus alumnos) necesariamente en la frontera del conocimiento científico.

Al convivir con el estado del arte científico y tecnológico en cada punto del tiempo, los alumnos no quedan sujetos a la depreciación externa del conocimiento (en general llamada obsolescencia tecnológica). No estarán estudiando con base solamente en libros de texto escritos hace varios años, que consolidan conocimientos oriundos de investigaciones aún más antiguas, esa una de las importantes amenazas a la calidad de la enseñanza que se disocia de la investigación.

La internacionalización docente y discente es crucial para que la enseñanza no se pierda en el contexto de fronteras geográficas. Para esto, los docentes de la EPGE son contratados en el mercado internacional, estando siempre sujetos, en su evaluación, a competir de igual para igual con sus colegas en los mejores centros mundiales de su área de conocimiento.

En la provisión de becas de estudio y otros auxilios discentes, la EPGE da énfasis no solo al mérito académico, a la fuerza de voluntad y a la dedicación al estudio de cada alumno, sino también, en el contexto permitido de las posibilidades de la Escuela, a sus necesidades materiales.

El objetivo, en este último requisito, es permitir y fomentar la equidad de acceso. Visto de otra forma, la intención es intentar no permitir que dificultades materiales circunstanciales e idiosincrásicas puedan de alguna forma obstaculizar el acceso a la enseñanza a nivel internacional en el área de economía de aquellos que desean dedicarse al mismo.

En el mundo actual, la interdisciplinaridad en el análisis de problemas prácticos y científicos es de inmensa importancia. Esto es facultado y facilitado, en la Fundación Getulio Vargas, por la existencia de innumerables otras escuelas de excelencia en el área de ciencias sociales. Son incentivados los estudios complementarios en áreas relacionadas.

Al provocar el pensamiento discente, en lugar de colocarse como simple trasmisión de enunciados preestablecidos, la Escuela da énfasis a las soluciones y conclusiones que emerjan naturalmente de los propios alumnos. Esto se da, situándose así el papel más activo de la docencia, conjuntamente a la provisión de teoría económica e instrumentos matemáticos, estadísticos, econométricos, filosóficos y sociológicos para la llamada “reacción educada”.

Se trata, método socrático, de usar el término "educación" en su raíz etimológica, "ex-ducere", o "er-ziehen", del alemán. O sea, de hacer emerger el potencial y el conocimiento factible de cada ser humano. En particular, en las dimensiones inherentes a cada uno, el conocimiento o la habilidad que permitirá el llenado pleno de su potencial. Conocimientos generados de esta forma, deducidos y no inducidos al alumno, son menos sensibles a la llamada depreciación interna, el llamado olvido.

Las publicaciones de profesores en los más importantes periódicos científicos internacionales han sido frecuentes y crecientes, principalmente después de mediados de la década del 90. El cuerpo docente se dedica al magisterio y a la investigación en tiempo integral y es invitado a enseñar y a presentar los resultados de sus investigaciones a los mejores departamentos de economía y negocios del mundo.

Periódicamente, la EPGE ha recibido a los más ilustres profesores e investigadores del área. Visitaron la EPGE, desde el 2010, más de 330 docentes de los mejores Departamentos de Economía del exterior, incluyendo siete investigadores laureados con el Premio Nobel en Economía: Robert Engle, Christopher Sims, James Heckman, Edward Prescott, Robert Lucas Jr, Eric Maskin y John Nash. Este tipo de intercambio facilita mucho, para los alumnos que desean dar continuidad a sus estudios en el exterior, la ubicación en los mejores y más destacados departamentos de economía.

La Escuela ofrece cursos de graduación, maestría profesional, maestría académica y doctorado académico. También publica la Revista Brasileña de Economía, la más antigua revista académica de economía en Brasil.

El gran patrimonio de la Escuela, evidentemente, está compuesto por su cuerpo docente y por su cuerpo discente. No obstante, aunque cualquier índice de desempeño sea siempre incompleto y susceptible de mejoramientos, la utilización de rankings acostumbra a ser común en evaluaciones de Departamentos.

Los índices pueden ser útiles en la medida en que permitan una señalización íntegra y proficua para la sociedad. Esto se da, en particular, cuando los resultados se repiten y son oriundos de diferentes orígenes y de puntos distintos en el tiempo. En los dos casos, hay provisión factual a la robustez de los resultados, confiriendo adecuación a su uso por alumnos potenciales y por la sociedad.

En este sentido, el Ranking Internacional de la Universidad de Tilburg clasifica a la EPGE como el primer departamento de economía de América Latina.

En lo que se refiere a los índices del Ministerio de la Educación (MEC), la EPGE obtuvo el primer lugar en la última evaluación del Índice General de Cursos (IGC). Con esto, la Escuela pasó a situarse en primer lugar en el IGC nacional por sexta vez en las diez evaluaciones ya efectuadas por el MEC. La evaluación incluye más de 2100 Instituciones de Educación Superior (IES) en Brasil.

La Escuela obtuvo también el primer lugar en el último examen ENADE, en el área de economía. Son ahora cuatro evaluaciones de este tipo ya hechas por el MEC, habiendo la EPGE obtenido dos veces el primer lugar.

En el campo de la graduación, la EPGE obtuvo también, recientemente, el primer lugar en el Examen Nacional de Selección de la ANPEC del 2017. El examen incluye más de 1.800 alumnos de todo Brasil que se postulan a plazas en la maestría y doctorado en economía.

En lo que se refiere a las evaluaciones de la CAPES, la Escuela tiene el grado máximo en la evaluación de todos sus programas.

Para más informaciones sobre rankings, evaluaciones y sus repercusiones en los medios de comunicación, haga clic aquí.

Para testimonios de amigos de la EPGE, así como de algunos exalumnos, haga clic aquí.

Para una visión de los innumerables eventos y conferencias recientemente promovidos por la EPGE, haga clic aquí.

Espero, con este texto, haber logrado pasar a los lectores y alumnos potenciales de la Escuela un panorama general de nuestra forma de pensar y de nuestra actuación. Evidentemente, en la visión de aquel que lo subscribe.

Atentamente,

Rubens Penha Cysne
Profesor y Director